Es una cuestión de cultura

Con frecuencia oímos hablar a los abuelos de lo que hace tiempo significaba la seguridad. Lo común es: menos robos, menos delincuencia, podías dormir con la puerta de tu casa abierta, si hacía buen clima se podía estar a altas horas de la noche sentado frente a la casa sin problemas.

Es algo tan deseable que cuando vamos de visita a pueblos con baja población y muy rurales, quedamos impresionados con la forma como ellos ven la seguridad, es una especie de sensación que nos parece ajena. La criminalidad en esos lugares suele ser muy baja y un hecho violento con un resultado fatal suele conmocionar al pueblo. En esos pueblos las maneras de cerrar la propiedad son muy básicas, es obvio por qué.

fuente

Ver que el titular principal en un diario es que no se le permitió entrar al país a un perrito porque no había veterinario en el aeropuerto, es algo que quizás nos cause risa y de inmediato pensemos que se trata de un periódico de bromas; pero esto sucedió en La República de Islandia y es el estilo de titulares que se suelen ver allí. Hubo uno que realmente me causó gran impresión y es sobre un hombre que entro al supermercado, robó unas pechugas de pollo, fue perseguido por algunos empleados y este respondió lanzándole piedras, finalmente fue arrestado y el material fue recuperado. No hubo heridos, definitivamente algo sorprendente y no se trata de un pueblo que vive lejos de la civilización, estamos hablando de una ciudad. El asunto es que no hay noticias de hechos violentos ni delictivos. Islandia, es una república de paisajes increíbles dada su condición geológica. Posee 103.000 Km. Y solo tiene una población de unos 300.000 habitantes. Es uno de los países con menor criminalidad en el mundo.

gran ciudadPero la realidad de otras partes más pobladas en el mundo dista mucho de parecerse a la de Islandia. En nuestras superpobladas ciudades las cosas no funcionan de manera tan pintoresca y el dejar la puerta abierta no es una buena idea. Los cerrajeros profesionales no podrían trabajar en Islandia porque quebrarían; pero en España por ejemplo, hay un mercado que demanda cada vez mejores maneras de mantener segura su casa y una de ellas es el usar cerraduras que mantengan alejados a los pillos que desarrollan mil y una formas de violar la seguridad con técnicas tan avanzadas que ni siquiera dejan huellas de que alguien entró a robar a una casa.

 

La forma en la que vivimos en las ciudades ofrece muchos incentivos que llevan a muchas personas a irse a ellas buscando progreso y eso suma un cordón de deficiencias en la satisfacciones mínimas de muchas personas que no logran conseguir el trabajo que les permita cubrirlas. Esas personas van formando grupos de miseria alrededor de las ciudades y terminan reproduciendo las dificultades, haciendo a las ciudades objeto del pillaje y una falta de seguridad que los gobiernos no pueden subsanar por sí solos, así que cada ciudadano debe procurar por sus propios medios de servirse de los medios a su alcance para garantizar su propia seguridad y la de sus familiares.

Copyright © 2016. Uvilce.es | Aviso Legal