¿Cuál de los dos es el ideal para ti?

Escoger es algo que resulta difícil cuando no tienen la información adecuada.

Los modelos de negocio se van ajustando a las necesidades del mercado o como nuevas propuestas para hacerse más competitivos en el mercado. El renting y el leasing son dos modelos que ya tiene mucho tiempo en uso. El primero de ellos es un modelo en el que una persona alquila un bien, y lo hace bajo las condiciones establecidas en un contrato el cual se recomienda leer muy bien y lo ideal es contar con el apoyo de un abogado, a fin de alcanzar la claridad de lo expresado en él, en caso de que las aclaratorias hechas por el vendedor no le hayan satisfecho.

El segundo es una figura que para decirlo de manera muy sencilla, es el poder alquilar algo con la opción de comprarlo al finalizar el contrato; pero no es obligatorio comprar solo que el cliente tiene esa prerrogativa bajo las condiciones que se establezcan en el contrato. Por eso es muy recomendable dejarse asesorar por un abogado especialista en el área para poder pedir que nos traduzca cualquier cosa que no podamos entender y sobre todo lo que llamamos las letras pequeñas del contrato, que usualmente tienen las penalidades.

coche

La compra está siendo desplazada por este modelo y tiene que ver con la situación económica del mundo; pero también con el nuevo estilo de vida que tienen la nueva generación de compradores. Aunque la cultura financiera de las personas, en su mayoría no son ni siquiera medianamente suficientes, la presión económica obliga a los ciudadanos a hacer mejor uso de cada euro usado, como en el caso de España, por ejemplo; en donde el crecimiento de este tipo de negocios salta a la vista. Es como cuando se abrió la posibilidad de pagar o hacer transferencias a través de internet, la gente no entendía muy bien el asunto; pero en estos tiempos es algo que se ha vuelto de lo más normal.

En ciudades como Valencia, el negocio del alquiler con opción a compra creció en 2016 cerca de un 30% un 9% del total del crecimiento en todo el país. Estamos hablando, solo en esa ciudad unos 623 millones de euros, eso le ha dado una oportunidad al deprimido mercado inmobiliario. La gente ha alquilado pisos con la intención de comprarlos al final del contrato y eso sucede también por el nivel de recuperación económica que está teniendo en el país desde 2007 cuando la crisis económica comenzó a mostrar sus garras.

Pero no solo los particulares están usando el modelo para adquirir bienes después de finalizado un contrato de alquiler, el Estado también lo está usando como una interesante forma de optimizar el manejo de recursos financieros. Estamos hablando de activos muebles e inmuebles.

¿Qué te es más conveniente?

renting y leasing

Para cada necesidad es diferente, ya sea para una empresa o profesional autónomo o para un particular. Cada empresa tiene sus propios contratos con las variables que lo hagan más competitivos.

Con el renting no se considera la compra al final del contrato, a pesar de ello, el cliente quiere, puede elegir pagar el precio residual y hacerse del bien. En cambio el fin último del leasing es la adquisición del producto, es una forma de financiamiento, aunque puede decidir al final no adquirirlo. En ambos casos puede renovar. El objetivo es mover el dinero, los bienes y obtener beneficios. Ambos lados de la cadena tienen sus necesidades cubiertas, uno gana dinero y el otro tiene una casa (aunque no sea suya), un auto, escritorios, computadoras, etc.

Cuando compras algo eso significa un aumento en el patrimonio y saben lo que eso significa, ¿verdad? Más impuestos. Con estas nuevas formas disfrutas de los beneficios de tener el bien y nada de impuestos porque no eres dueño de nada. Si eres bueno sacando cuentas, entonces puedes hacer un balance de cuánto te ahorrarías comprando o alquilando. Con la segunda opción, como gastas en ello, eso se refleja en tus pasivos, eso es algo favorable al momento de pagar impuestos.

Copyright © 2016. Uvilce.es | Aviso Legal