Archive - agosto 2017

1
Nada en exceso es bueno
2
El toque cultural de la moda

Nada en exceso es bueno

El hecho de aumentar de peso no debe suponer mayor preocupación; pero cuando esto no para, es momento de acudir a un especialista.

A nivel mundial existen diferentes factores que causan gran preocupación en la población, el calentamiento global, la amenaza de posibles epidemias para las cuales no estamos preparados, la posibilidad de una nueva guerra mundial… Por supuesto, estos son temas que al menos una vez han pasado por la mente a todos y suele ser común ver algo en las noticias relacionado con esto; pero existen otra serie de problemas que nos afectan en la actualidad y de manera directa, entre ellos podemos destacar la obesidad, este es un tema el cual a veces podemos ver con cierta ligereza, pero es algo que afecta a gran parte de la población.

Debido a que las causas son muy amplias, para saber exactamente la forma adecuada de abordar este problema es necesario someterse a una serie de exámenes, existen lugares en los cuales podemos ubicar profesionales que nos atiendan de forma integral y aborden completamente este problema ofreciéndonos una gama de soluciones acordes a lo que necesitamos para nuestra salud, tal y como sucede con el Instituto Médico Europeo de la Obesidad, que cuenta con psicólogos, nutricionistas y médicos para acompañar a las personas en todo este proceso de pérdida de peso.

sobran pantalones

Es normal que al subir unos cuantos kilos las personas no se preocupen mucho, pues como llegaron suelen irse; sin embargo, debido a un sistema de vida que nos empuja a ser personas sedentarias y a consumir grandes cantidades de comida basura, estos kilos extra en vez de desaparecer tienden a aumentar y a una velocidad realmente abrumadora. En algunos países esto se puede ver más acentuado que en otros, en el caso de España existe una prevalencia alta y una atención discreta para atender la envergadura del problema.

Esta enfermedad a la hora de ser abordada, debe hacerse de una manera integral pues de nada sirve hacer solo ejercicio si la persona sigue consumiendo grandes cantidades de comida basura. En este punto influye en gran medida la cultura de la población, esta muchas veces se ve influenciada por rutinas de trabajo en las cuales las personas deben pasar más de 5 horas sentados o suelen picar entre comidas ya sea por ansiedad o simple costumbre.

Para el diagnóstico y abordaje a tiempo de esta epidemia es importante que las personas reconozcan que su peso no es el adecuado ya que esto facilita la intervención médica a tiempo, por supuesto estas percepciones varían acorde a cada país. En el paso de la cultura española suele asumirse como normal ingerir grandes cantidades de comida y aumentar de talla constantemente, es por ello que la tasa de sobrepeso es alta en este país ya que la detección por parte de las personas está fallando.

persona obesa

Por ello cada vez más empresas se han encargado de elaborar estudios o charlas para concienciar a las personas sobre qué se consideran cambios normales y cuándo es hora de acudir a un especialista para saber que está pasando con nuestro cuerpo, pues muchas veces la obesidad puede tener un trasfondo más allá de la ingesta de comidas poco sanas, como problemas hormonales o renales.

El toque cultural de la moda

La escultura, la pintura y el canto siempre se han considerado expresiones artísticas, hoy en día la moda ha pasado a formar parte de este selecto grupo.

Si echamos un vistazo al pasado, podemos notar que la moda siempre ha formado parte de nosotros como seres humanos, desde la época del paleolítico hasta los vestidos de antaño que vemos en las películas. Obviamente, en esta época no los usaríamos debido a lo incómodo que se ven; pero en su tiempo fueron todo lo que se veía por las calles y un signo de distinción entre la sociedad. Para esa época la moda no era concebida tal como lo es hoy en día, simplemente alguien elaboraba las prendas con exquisitas telas y ya.

No fue hasta que un inglés llamado C.F. Worth el cual se formó durante muchos años, viajó a parís a inaugurar su primer taller de costura y creó lo que hoy en día consideramos como firma de autor, debido a que colocaba su nombre en cada prenda que hacía, creando así la figura de diseñador que conocemos hoy en día. Por supuesto con el paso del tiempo esto ha avanzado hasta llegar a considerar muchas cosas de uso diario como moda; pero gracias a este inglés hoy en día existen diversas casas de moda y no simplemente personas confeccionando prendas.

mujer posando

En toda Europa existe una fuerte riqueza cultural, la cual ha traído un gran impacto en cuanto a los diseños de las prendas, ya sea como inspiración o que se puede apreciar algo de ello directamente en la ropa. Tal es el caso de España que resalta por uno de sus diseñadores más emblemáticos el cual fue Cristóbal Balenciaga. Fue el creador de modelos para aquellas damas que cambiaban sus vestuarios tres veces al día, hasta el uniforme de las azafatas de Air France, impuso su estilo durante muchos años y fue mentor del ya fallecido Oscar de la Renta.

En cuanto a la confección de las prendas, las marcas españolas se han visto caracterizadas por calidad y un ejemplo de ello actualmente es la moda infantil española, la cual podemos observar en la realeza desde Amalia de Holanda hasta Jorge y Carlota de Cambridge. Diversos herederos al trono lucen marcas españolas reafirmando el estándar de prestigio que los ha representado siempre.

boda

Fiel a este principio podemos encontrar a la firma Eve Children, la cual se ha orientado a honrar este principio del diseño español, pues esto es lo que ha asegurado su éxito y permanencia en el mercado con el paso de los años.

 

Gracias a la calidad que representan estos diseños, fuera de las fronteras españolas han tenido gran éxito y aceptación, sorprendentemente más que las de los adultos aunque se considere en muchos casos lo contrario. Un giro que ha venido dando la moda en este aspecto es dejar de lado la idea de vestir a los más pequeños como los padres y empezar a vestirlos como lo que son, como niños, pues esto es lo que buscan ver los padres en sus pequeños.

En este mundo, la infancia en cuanto a la ropa se considera productiva solo ocho años, comúnmente hasta esa edad es cuando los padres tienen gran parte del control para escoger la ropa de sus hijos, de aquí en adelante los pequeños tienden a expresar sus opiniones y explorar estilos que les son curiosos o son lo que ven en televisión y  que sus padres no elegirían jamás.

Copyright © 2016. Uvilce.es | Aviso Legal